Hombre-jardín

Pondré rositas en tus sienes
y hojas en tus pestañas.
Te cubriré de flores
hasta que tu recuerdo
sea un jardín colorido,
una vitrina de ilusiones florecidas.
De tus orejas saldrán
ruibarbos y crasas,
de tu nariz mariposas
y de tu boca un picaflor.
Tus brazos serán dos ramas
y en tus manos anidarán
los zorzales y las calandrias.
Y de tu ombligo rebalsarán
las cosas que nunca
me quisiste decir,
me contarán las hormigas
secretos entre la tierra.
Por tus dedos curtidos
bailarán escarabajos de colores,
enraizarán los helechos
por tus venas escondidas.
Brotará reverdecido
un jazmín enredado,
en los dobleces de tu corazón.
Llenarás tu recuerdo,
color naranja,
con aroma a lavanda y miel.

2 thoughts on “Hombre-jardín

    • 28 abril, 2017 at 11:41 pm
      Permalink

      Siempre que sea de emoción..

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *